unsplash

Japón: Declaran Inconstitucional Ley de Esterilización Forzada

05/07/24 – 8:35 A.M

El Tribunal Supremo de Japón ha dado un paso histórico al declarar inconstitucional la ley de esterilización forzada, una normativa que permitió la esterilización de miles de personas en el país durante décadas. Este fallo llega tras años de lucha por parte de las víctimas, quienes habían quedado sin compensación estatal debido a un período de prescripción de 20 años para actos ilícitos.

Antecedentes y Contexto
La Ley de Protección de la Eugenesia de Japón, vigente entre 1948 y 1996, autorizaba la esterilización de personas con discapacidades o enfermedades hereditarias, e incluso permitía practicar abortos para evitar el nacimiento de descendencia considerada «inferior». Según datos gubernamentales, aproximadamente 25,000 personas fueron esterilizadas bajo este programa, de las cuales 16,000 lo fueron sin consentimiento.

El Fallo del Tribunal Supremo
El fallo del Tribunal Supremo, emitido el 3 de julio de 2024, es el primero de este nivel sobre este tema y representa una victoria significativa para las víctimas. El Tribunal no solo declaró la inconstitucionalidad de las esterilizaciones forzadas, sino que también ordenó al Estado pagar indemnizaciones adicionales, al considerar que el período de prescripción de 20 años no se aplica en estos casos. Esto abre la puerta a que muchas más víctimas puedan reclamar compensaciones justas sin la limitación del tiempo.

Lucha por la Justicia
Los cinco demandantes en este caso presentaron sus denuncias en diversos juzgados de Japón, incluyendo Sapporo, Sendai, Tokio, Osaka y Kobe. Forman parte de un grupo más amplio de 39 personas que, desde 2018, han llevado al Gobierno central a los tribunales. Las víctimas han luchado por obtener compensaciones justas, argumentando que el daño sufrido por las esterilizaciones forzadas es tan grave que no debería estar sujeto a un período de prescripción.
En 2022, una primera sentencia falló a favor de una indemnización, seguida por tres más, todas coincidiendo en la inconstitucionalidad de la ley y en la necesidad de ignorar el período de prescripción. El fallo del Supremo refuerza estas decisiones previas y establece un precedente crucial para futuras reclamaciones.

Compensaciones Estatales y Críticas
En respuesta a la avalancha de demandas, el Gobierno japonés aprobó en 2019 un marco de compensaciones para las víctimas que cumplieran ciertos requisitos. Se estima que unas 1,100 personas han sido certificadas para recibir estas compensaciones, con un monto de 3.2 millones de yenes (unos 20,700 euros) por persona. Sin embargo, esta cantidad ha sido ampliamente criticada por ser considerada insuficiente y muy inferior a las sumas solicitadas por los afectados en sus demandas.

El fallo del Supremo obliga al Ejecutivo a revisar su postura y posiblemente aumentar las indemnizaciones, reconociendo plenamente el sufrimiento y las violaciones de derechos humanos que estas personas han soportado.

Implicaciones y Futuro
La decisión del Tribunal Supremo de Japón es un paso importante hacia la justicia para las víctimas de la ley de esterilización forzada. Este fallo no solo ofrece una compensación económica, sino que también reconoce el daño profundo y duradero causado por estas prácticas eugenésicas. Es un recordatorio poderoso de la importancia de proteger los derechos humanos y de rectificar las injusticias del pasado.

Para las víctimas y sus defensores, esta decisión es una validación de su larga lucha por justicia. También marca un punto de inflexión en cómo Japón aborda su historia de eugenesia y las violaciones de derechos humanos asociadas. A medida que el país se enfrenta a este oscuro capítulo de su pasado, el fallo del Tribunal Supremo establece un precedente significativo para asegurar que nunca se repitan tales abusos.

El fallo del Tribunal Supremo de Japón sobre la inconstitucionalidad de la ley de esterilización forzada representa una victoria monumental para las víctimas y sus defensores. Este fallo no solo proporciona una vía para indemnizaciones justas, sino que también sirve como un recordatorio del compromiso continuo de proteger y promover los derechos humanos. A medida que Japón sigue reflexionando sobre su pasado y trabajando hacia un futuro más justo, este fallo es un paso crucial en ese camino.

Fuente: DW
Foto: Unsplash-Wikipedia

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio
Abrir chat