unsplash

Los impactos cerebrales del café diario: lo que dice la ciencia

El café, una bebida popular y estimulante, tiene un impacto significativo en el cerebro cuando se consume de forma regular. La cafeína, su ingrediente principal, ejerce efectos directos sobre el sistema nervioso central, influenciando diversos aspectos de la función cerebral.

La cafeína compite con la adenosina, un neurotransmisor que promueve el sueño, por los receptores en la superficie de las neuronas. Al inhibir la acción de la adenosina, la cafeína estimula el sistema nervioso, mejorando el estado de alerta y promoviendo la liberación de neurotransmisores como la noradrenalina, dopamina y serotonina.

Estos efectos a corto plazo pueden mejorar la atención, el ánimo, la memoria y otras funciones cognitivas. Sin embargo, con el tiempo, el cuerpo puede desarrollar tolerancia a la cafeína, requiriendo dosis más altas para obtener los mismos beneficios.

Aunque el café tiene varios compuestos bioactivos además de la cafeína, como ácidos clorogénicos y niacina, su efecto específico en el cerebro sigue siendo objeto de investigación. Estudios recientes sugieren que el consumo moderado de café puede ser beneficioso para la memoria y puede incluso proporcionar cierta protección contra enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Sin embargo, el consumo excesivo de cafeína puede provocar efectos secundarios adversos, como ansiedad, temblores y trastornos del sueño. Por lo tanto, se recomienda un consumo moderado, generalmente limitado a 4 o 5 tazas al día, y es importante consultar a un médico sobre cualquier preocupación individual relacionada con el consumo de cafeína.

Fuente: 20 Minutos
Foto: Unsplash

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio
Abrir chat