NASA

Impacto de la Microgravedad y Radiación en Viajes a Marte

19/06/24 – 23:35 P.M

Desde el inicio de la era espacial en 1961, los científicos han investigado los efectos del espacio en el cuerpo humano con gran interés. Si bien sabemos que la microgravedad afecta nuestros huesos, ojos y corazón, un nuevo estudio destaca que el mayor desafío biológico para explorar otros planetas podría residir en nuestros riñones.

Investigadores del University College de Londres (UCL) han liderado la investigación más extensa hasta la fecha sobre la salud renal en el espacio. Publicado en Nature Communications, este estudio incorpora datos tanto de astronautas como de experimentos con ratones sometidos a condiciones simuladas de vuelo espacial, incluyendo la dosis de radiación cósmica esperada en un viaje a Marte de dos años.

Los resultados son preocupantes: bajo las condiciones del espacio exterior, los riñones muestran deformaciones significativas. En menos de un mes de exposición, tanto los humanos como los animales experimentaron encogimiento en los túbulos renales, cruciales para regular el equilibrio de calcio y sal.

Anteriormente se pensaba que la formación de cálculos renales en el espacio estaba ligada a la pérdida ósea inducida por la microgravedad, pero este estudio revela que la microgravedad altera profundamente el procesamiento de sales en los riñones, exacerbando la formación de cálculos.

Aunque la radiación también juega un papel, los investigadores sugieren que es la microgravedad la principal responsable de estos efectos adversos. La exposición fuera de la protección del campo magnético terrestre expone a los astronautas a niveles peligrosos de radiación solar y cósmica, lo cual agrava aún más el daño renal.

Uno de los hallazgos más inquietantes del estudio es que los ratones expuestos a radiación simulada durante períodos largos experimentaron daños irreversibles en los riñones y pérdida de función renal.

Según Keith Siew, autor principal del estudio, «si no encontramos nuevas formas de proteger los riñones durante los viajes a Marte, es posible que los astronautas necesiten diálisis al regresar». A pesar de este sombrío panorama, el estudio también señala posibles vías de solución: comprender mejor cómo reaccionan los riñones ante la radiación y la microgravedad podría llevar al desarrollo de tecnologías o tratamientos farmacológicos que protejan la función renal en misiones prolongadas en el espacio.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio
Abrir chat