unsplash

Semillas de calabaza: aliadas naturales contra la prostatitis y el cáncer de próstata

La prostatitis, una condición que afecta la próstata, puede ser aliviada y prevenida de forma natural mediante el consumo de semillas de calabaza, reconocidas por su poder antiinflamatorio y su capacidad para mejorar la función urinaria.

Estas semillas contienen cucurbitina, un aminoácido que reduce la inflamación y promueve la salud prostática, según explican expertos. Además, su aporte de vitaminas y minerales beneficia el sistema urinario en general, disminuyendo el riesgo de cálculos renales y mejorando la frecuencia y el vaciado de la vejiga.

Para incorporar las semillas de calabaza a la dieta diaria, existen diversas opciones. Pueden consumirse crudas o tostadas, siendo esta última una forma popular de disfrutar su sabor y obtener sus beneficios. Para tostarlas, basta con calentar un poco de aceite en una sartén, agregar las semillas y sal al gusto, y remover hasta que estén doradas.

Otra alternativa es hornearlas con un poco de aceite y sal durante unos 15 minutos. Se recomienda un consumo diario de aproximadamente 5 gramos de semillas de calabaza para obtener sus efectos beneficiosos en la próstata. Estas pueden ser añadidas a ensaladas u otros platos para agregar un toque nutritivo y crujiente.

Es fundamental tener en cuenta que si bien las semillas de calabaza pueden ser útiles como complemento para la salud de la próstata, no deben reemplazar los tratamientos médicos convencionales. Siempre es importante consultar con un profesional de la salud para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Fuente: EL Cronista
Foto: Unsplash

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE
Scroll al inicio
Abrir chat